Inhala y exhala: Respiración para la productividad

No olvides respirar. Esto suena como una petición bastante obvia, pero cuando estamos trabajando y el estrés o necesidad de concentración nos invaden, podemos dejar de prestarle atención a nuestra respiración. En casos así, puede suceder algo llamado “respiración restringida”, lo que resulta en falta de oxigenación y, por consecuencia, disminución en nuestras capacidades para concentrarnos, ser creativos y disfrutar nuestras labores. Hoy te compartiremos algunos consejos que te ayudarán a respirar mejor y así mejorarán tus rutinas laborales.

Muchas veces caemos en distracciones cuando la tarea que tenemos frente a nosotros nos causa demasiada ansiedad o estrés. En estas ocasiones, te recomendamos simplemente respirar de manera profunda, calmada y constante, lo que te permitirá, de alguna forma, regresar a tu centro y continuar con tus labores.

Por otro lado, te recomendamos prestarle atención a la manera en que estás respirando. Vuélvete consciente de tus inhalaciones y exhalaciones. Esto, además, te permitirá concentrarte mucho más, eliminar el ruido externo y trabajar de manera más focalizada en tus objetivos inmediatos.

Finalmente, es clave aprender a detectar los momentos en que caes en respiración restringida. Si tu respiración es superficial, si sientes que estás dejando de respirar por ratos demasiado largos o simplemente comienzas a sentirte muy cansado, toma un momento para reconectar con tu cuerpo y comenzar a respirar correctamente. Verás que esto te devuelve la concentración y capacidad de acción muy pronto.

En ¡LoLa! contamos con una variedad increíble de espacios que te permitirán relajarte durante tu rutina laboral, reconectar con tu cuerpo y respirar. Atrévete a vivir un cambio radical en tu relación con el entorno de trabajo. Nuestros asesores estarán encantados de compartir todos los detalles contigo, ¡te esperamos!

    × ¿Cómo puedo ayudarte?